Los orígenes del vestido de flamenca

Los orígenes del vestido de flamenca

Sin lugar a dudas, el traje de flamenca o vestido de gitana es el traje regional más conocido dentro y fuera de nuestras fronteras, seña de identidad de la cultura andaluza, que está presente en las fiestas tradicionales y romerías de Andalucía.

Es el único traje regional español que ha evolucionado con el tiempo hasta llegar a ser un referente de la cultura española y un icono de moda, ya cada nuevo año se reinventa y hace que nos guste más aún si cabe.

Además, el vestido de flamenca es también el traje que utilizan las bailaoras de flamenco en sus actuaciones y es parte indispensable de este arte universal.

Podemos decir que el origen del traje de flamenca es humilde, ya que sus raíces están en las campesinas y gitanas andaluzas de finales del siglo XIX y principios del XX, que usaban una bata con volantes como uniforme para hacer sus faenas.

Uno de los momentos claves lo encontramos en la Feria de Abril del ganado de Sevilla de 1847, cuando muchas mujeres de etnia gitana acompañaban a sus maridos con estos peculiares atuendos para lucirse en el evento. Así, lo que en principio fue una feria de ganado pasó a ser un encuentro para la fiesta y el ocio y donde se lucían las batas con volantes, lunares y bordados, que comenzaron a copiar las señoras de alta sociedad.

Así, con el tiempo, el vestido que usaban las gitanas se convirtió en el traje ‘oficial’ para asistir a la feria. Y a partir de la Exposición Iberoamericana de 1929 se normalizó su uso y las flamencas profesionales comenzaron a utilizarlo para sus actuaciones.

Desde entonces, el traje flamenco se ha ligado a la moda, y ha ido evolucionando y adaptándose a los tiempos, aunque manteniendo siempre una serie de características fieles a su origen.

Su popularidad es tal que hoy en día hay una gran variedad de estilos y es la indumentaria habitual para lucir en ferias y romerías que se celebran en Andalucía a lo largo de todo el año.

0 Comentario